domingo, 29 de marzo de 2009

Relato de un sueño. Capítulo IV





Llegamos a nuestro asiento 45 minutos antes del comienzo del encuentro, y fueron esos minutos precisamente en los que más gritamos todos los madridistas que habíamos acudido al fondo que queda en frente de The Kop. Justo hasta el momento en que sonó el himno que ya conoce cualquier aficionado al fútbol. Ver cómo todo el público extiende su bufanda cantando “You’ll never walk alone” no tiene precio. Era gracioso porque mientras duró la canción, la mayoría de madridistas, en lugar de levantar nuestras bufandas a modo de respuesta, lo que levantamos fue la cámara para grabar el momento, dejando así una estampa curiosa. Poco después empezó el partido que todos visteis, y sólo puedo decir que desde la grada madridista se sentía cada ataque del Liverpool como un golpe que nos iba dejando hundidos poco a poco, igual que a los jugadores, que sucumbieron de manera estrepitosa a un estadio que se hizo escuchar. Pese a que por dentro veíamos la hazaña cada vez más imposible, continuamos animando, casi todo el partido de pie pese a que los empleados del estadio nos obligaban a sentarnos. Muchos optaron por tomarla contra el “Liverpool’s number nine” insultando al hombre que nos dio la Eurocopa el pasado verano. Eso sí, el cambio de Gerrard llevó consigo una ovación insuperable, en la que participó prácticamente el 100% del estadio, al son del “que será, será” sustituyendo esta letra por el nombre del capitán red. Sin embargo, de todas las canciones que se pueden escuchar en un partido en Anfield, la que te deja realmente de piedra es “Fields of Anfield Road”, sobre todo en el momento en que se ponen todos a saltar siguiendo el ritmo ligeramente acelerado de la canción. Teníamos todo un graderío encima y por momentos parecía que se vendría abajo.

Avanzada la segunda parte, la megafonía anunciaba que los blancos tendríamos que permanecer en nuestro asiento hasta que se vaciara el estadio por motivos de seguridad mientras la afición red nos dedicaba un doloroso “adiós”, a lo que no tuvimos otra que responder que nosotros éramos los “reyes de Europa”, pese a que el equipo no lo estuviera demostrando. Cuando finalizó el partido, y después de que volvieran a cantar el YNWA celebrando el pase a cuartos, comenzaron a gritarnos “Madrid, Madrid” mientras abandonaban el estadio y nosotros lo agradecimos con un “Liverpool, Liverpool” que conciliaba a las dos aficiones. Al retirarse los jugadores madridistas se acercaron a donde estábamos para agradecer el apoyo y hubo aplausos y pitos, terminando con un claro “Iker, Iker” reconociendo el mérito al único que había estado al nivel exigido. Poco más tarde salieron algunos jugadores del equipo local a hacer ejercicios y estirar, demostrando la gran profesionalidad del equipo de Benítez. En el estadio ya sólo quedábamos los madridistas, y algunos de ellos que se situaban en la parte más baja de la grada, le cantaron a Mascherano una canción bostera mientras la gran mayoría aclamábamos una vez más a Gerrard reconociendo su calidad a pesar de habernos marcado dos goles.

Poco después abandonábamos el estadio y la ciudad en un viaje de vuelta en el que las caras de todos nosotros mezclaban el sueño con la decepción. Pero en las cabezas de mi hermano y mía siempre quedará la experiencia de todo el viaje y de vivir un partido en el alucinante ambiente de Anfield por encima del chorreo que marcó la historia del Real Madrid. Y la promesa de volver.

Por cierto, al final sí estuvo allí ;)

10 comentarios:

Jorge dijo...

De volver conmigo, claro. Y lo bien que escribes, jodío...

Luisi dijo...

Me heleído los 4 post del tirón y he de decir que, sinceramente, me han encantado.

Muy bueno tu relato.

Un abrazo crack!

PD: Sobre todo me ha encantado el detalle de Granero! XD

Juan LFC dijo...

Fenomeal crónica.

Gracias por contarla.

¿Qué te pareció la catedral anglicana? A mí es que ese edificio me impresiona muchísimo, con la torre desde la cual se puede ver Irlanda en los días soleados (eso dicen, je je).

tunde dijo...

@ Jorge

Snif, snif... jeje, no tan bien como otros. Iremos a uno de Premier, aunque sea ya en el estadio nuevo.

@ Luisi

Muchas gracias. En realidad tan solo he contado lo vivido, sin florituras.

Granero estuvo de alma presente ;)El que sí estuvo fue su compañero de equipo Belenguer, cerca de nosotros en la grada y luego estuvimos hablando con él, entre otras cosas, de Esteban.

Saludos!

@ Juan LFC

Muchas gracias a tí por leerla, y por contar todo lo que cuentas en tu blog, que sí que es fenomenal.

A decir verdad en la catedral anglicana no paramos. Tan solo pasamos con el autobús, y además la veíamos desde el balcón del hotel. Hicimos la visita sólo de la católica. Lo de que se ve Irlanda no lo sabía, pero es otro motivo para volver, y esta vez sí, visitar la anglicana.

Saludos!

Jorge-George Olmos dijo...

Muy bueno el blog,el video y todo
Te agrego a mi blog,ok?

Un abrazo

http://atletico-liverpool.blogspot.com/

Chechu dijo...

Ir a Anfield debe ser una de las maravillas de la vida. Me habría gustado estar allí, pese al resultado.
Curioso lo de Granero y Belenguer.

Te agrego a mis links de chechumerengue.blogspot.com

Saludos madridistas

pablokop dijo...

Que tal crack? Soy pablo uno de esos "asturianos del Sporting" jaja, no sabía que tu también eras habitual del blog de Juan. Si la noche del lunes os llegais a venir con nosotros tenías otros dos capítulos más para contar eh?.
Un saludo y a seguir bien.

josé sellés dijo...

Hola, tunde, buenos relatos, están muy bien. Lo malo es el resultado de esta eliminatoria.
saludos desde
futbol-chicks.blogspot.com

tunde dijo...

@ Jorge-George Olmos

Gracias, también te agregaré.

@ Chechu

Sí que es una maravilla, es alucinante. Tengo entendido que Belenguer va bastante por Anfield, le gusta mucho el fútbol inglés. Ahora de agrego.

@ pablokop

Buenas, ya me he enterado por Juan, también estuve viendo las fotos del flickr, yo tampoco sabía que le leías, podíamos haber hablado de ello. Tienes razón, eso merecía un capítulo aparte, una pena no haberlo vivido. Si quieres escribirlo, lo pongo como firma invitada en plan bonus-track, jeje.

Gracias por pasarte, que vaya bien y un abrazo a ti y a Adán. Y puxa Sporting!

@ josé sellés

Gracias, sí fue lo único malo del viaje.

Alejandro dijo...

ey jaime que tal soy Alejandro "Jandro" que tal todo por ahí me he leido el relato y tengo que reconocer que es muy bueno te agrego si quieres dale un vistazo a mi blog (aunque sea de un trabajo)
¡¡¡¡HALA MADRID!!!!(SIN COMENTARIOS EL PARTIDO DEL BARCELONA) saludos