sábado, 9 de mayo de 2009

Finiquitar la temporada

Quedan cuatro partidos para acabar una temporada complicada para el Madrid, marcada más por la crisis institucional que por los resultados o el juego del equipo. Hay quien se niega a descartar la Liga, como Higuaín, y me parece bien. A los jugadores no les queda otra que confíar en ello y es mejor que hagan eso que quedarse con los brazos cruzados y dar la liga por terminada.

Pero, salvo auténtico milagro, la liga ha terminado para afición y dirigentes. El primer puesto está imposible, y el segundo asegurado matemáticamente, así que todos piensan en la próxima temporada, en las elecciones y en la planificación de la plantilla. Pero quedan cuatro partidos y en ellos aún se pueden decantar algunos asuntos. Por eso me gustaría ver a los jugadores que menos minutos han tenido, los que tienen un futuro incierto o algo que demostrar. Por ejemplo, Parejo debería jugar lo que no ha jugado estos meses, y así podremos ver si está ya maduro o necesita una cesión a un equipo de primera división. O Van der Vaart, que aunque no haya convencido a la mayoría, es cierto que ha tenido poco tiempo para demostrar su talento en la que es su primera temporada en la liga española. Metzelder, que jugará por la sanción de Pepe, tiene cuatro partidos para convencer a los dudosos. Lo mismo con Miguel Torres, Huntelaar, Javi García y Codina o Dudek. Daría la oportunidad también a gente como Faubert, Drenthe o Saviola, aunque lo tengan ya difícil para quedarse el próximo año. Además, y siempre que no perjudique al Castilla que se juega el ascenso, subiría a algún chaval del filial para que empiece a foguearse con el primer equipo. Tomaría todas estas medidas para empezar a pensar en el futuro ya que el presente no tiene ningún aliciente. De alguna manera, empezar la pretemporada.

Y es que, si se convocan de una vez, las elecciones tendrán lugar el 14 de junio. Esto significa que los que asuman el poder para planificar el próximo proyecto blanco tendrán el tiempo justo para hacerlo, tan solo dos meses y medio para negociar los previsiblemente abundantes traspasos. De entrada, hay algunos asuntos con fecha límite a 30 de junio, así que en dos semanas se deberá decidir el futuro de Dudek, Cannavaro, Faubert, Negredo, Granero o Juande Ramos, en caso de que se quiera contar con ellos el año que viene, así como de los jugadores que quedarían libres en el mercado porque aún no hayan renovado con sus equipos. Aún así ya vemos casos de futbolistas interesantes que se nos escapan por culpa del vacío de poder que reina en las oficinas del Bernabeu, como Diego Ribas, que al parecer ha firmado por la Juventus. Y ahora me pregunto (otra vez): ¿No hubiera sido mejor que las elecciones fueran en febrero o marzo, justo después de la dimisión de Calderón? Y que no me vengan con milongas de desestabilizar a la plantilla cuando se jugaban algún título, porque todo lo que se podía hacer para desestabilizar a la plantilla se ha hecho igualmente. Y es que es eso, aún no están convocadas.

6 comentarios:

Chechu dijo...

El Madrid sigue con elecciones casi cada año y mientras el Barça, el United y el Liverpool mandan en Europa. Falta continuidad. Las elecciones de este año apralizan totalmente al equipo. Veremos si Ribery no se escapa. Los libre seguro quie se escapan.
En cuanto al equipo de hoy, es cierto que Juande debe dar libertad a los suplentes para ver qué se puede esperar de ellos. Parejo y Van der Vaart son prioritarios en estos partidos.

saludos

tunde dijo...

Estabilidad, continuidad, paciencia, proyecto a largo plazo, confianza, trabajo. Todo eso y más le falta al Real Madrid desde hace ya demasiado tiempo. Muchos nos siguen vendiendo que todo el mundo quiere venir al mejor club del mundo, pero lo cierto es que cada vez hay más equipos que son mejores que el Madrid, y lo saben todos los grandes jugadores.

Ya has visto, VdV media horita de basura, y Parejo ni eso. Qué final de temporada nos espera... Y con Canaletes todos los días a rebosar.

Saludos

Luisi dijo...

Yo opino como tú, Tunde. Este final de liga en el que el Madrid no se juega nada debería servir para ver si Codina es un digno suplente de Iker, para dar minutos a Torres en defensa, para examinar con lupa a Metzelder, para poner a Marcelo donde le gusta (en el lateral), para ver a Parejo como cerebro del equipo, para ver a Higuaín con Huntelaar y sin el lastre, y, dependiendo de lo que haga hoy el Castilla, para ver a Schorch, Antón, Palanca, Bueno, Szalai y alguno más.

Si eso no lo hace Juande... "otro negativo con boli rojo que te pongo" (como me decían mis profesoras de colegio).

Está claro que no, que el mercado no empieza una vez iniciadas las elecciones... pero ¿crees que Florentino, Eugenio o Eduardo no se han movido ya?

De hecho Eduardo ya ha hablado de Drogba, Keirrison y Marcano, y Slaven Bilic como entrenador. Eugenio seguro que más de lo mismo... y Florentino ni te cuento.

Por eso las elecciones no corren prisa. Si Diego no está en el Madrid es porque ningún candidato lo que quería. De tener la opción Madrid o Juve, elije Madrid segurísimo. No hay color...

tunde dijo...

@ Luisi

Yo no me creo que Drogba haya firmado nada con Eduardo García, al que ni si quiera se toma en serio la propia afición madridista. Igual que no me creía lo de Kaka, Cesc y Robben. Que sí, que se habrán movido, habrán contactado con representantes de jugadores, y habrán planificado mínimamente lo que necesita comprar y vender el Madrid, pero no pueden efectuarlo ni negociar de manera mínimamente oficial hasta que no sean presidentes.

No estoy tan seguro de que Diego opine que no hay color entre Madrid y Juve. La Juve nos ganó dos veces esta temporada. La Juve es un equipo que está creciendo. La Juve es un club con Copas de Europa. La Juve es un club con un presidente.

Saludos

DRJ dijo...

No sólo los suplentes no juegan sino que además se dejan enchufar 3 por el Valencia. Menuda bajada de brazos. Esto es vergonzoso.

Y ahora elecciones, menuda tortura.

Un saludo!

tunde dijo...

@ DRJ

Pues sí, efectivamente, vergonzoso. o celebré el gol(azo) de Mata, ojalá vuelva.