domingo, 21 de diciembre de 2008

Ramírez Domínguez sí estuvo mal

El Madrid pudo ganar 4-1, pero ganó 1-0. El Valencia pudo acabar con 8 el partido, pero acabó con 10. El árbitro no estuvo acertado en lo disciplinario. Si lo hubiera estado Marchena llevaría en el saco 6 amarillas y una roja directa, Albiol dos rojas y Del Horno otra. Y paso a analizarlas:

- En la jugada del gol de Higuaín, Marchena sale a tapar a Guti cometiendo falta, el árbitro aplica bien la ventaja pero no sanciona después al central valencianista con su merecida amarilla.

- Minuto 6: Salto de Marchena con los codos en Higuaín. Otra amarilla que le perdona Ramírez Domínguez.

- 22': Robben se interna en el área por la derecha, cuando Del Horno le hace una entrada por detrás, pisándole el tobillo apoyado en el suelo. El holandés se plantaba sólo contra Renan. Esta vez el árbitro considera que con una amarilla para el lateral es suficiente.

- En el minuto 30 llega por fin la ansiada amarilla a Marchena. Para que el árbitro le sancione, el sevillano tiene que obstruír primero a Higuaín y en la misma jugada zancadillear a Guti por detrás en la frontal del área.

- 35': En el área del Madrid en una jugada a balón parado, Marchena agarra por el cuello a Míchel Salgado. Sin atisbo de mostrar vergüenza alguna y con el gallego doliéndose aún en el suelo, Marchena pide penalty a su favor. El árbitro le perdona la roja por agresión, y decreta córner favorable al Valencia.

- 52': Una vez más el capitán valencianista se salva de la expulsión. Falta a Raúl por detrás y cortando un contraataque. Ramírez considera que con falta hay suficiente y le perdona la segunda amarilla.

- 66': A la enésima va la vencida y el árbitro se cansa de Marchena y le saca la segunda amarilla por obstrucción con el brazo a Robben. Como siempre, se queja airadamente, y lo sigue haciendo minutos después mientras sigue el partido desde la bocana de vestuarios.

- 69': Albiol y Palanca saltan a cabecear un balón en el centro del campo. El valenciano lo hace con los codos, propinando un fuerte golpe en la cabeza a Palanca, que tiene que ser intervenido con grapas en la brecha. Sangre abundante, de color roja. La tarjeta para Albiol, sin embargo, es amarilla. Albiol repite este gesto antes del final del partido en el área del Madrid dejando como consecuencia la rotura de los huesos propios de la nariz de Metzelder. Según Ramírez Domínguez no hubo ni falta.

Quería destacar este aspecto del partido porque me ha parecido lo más destacable. Lo he pasado realmente mal hasta que el árbitro pitó el final del partido porque a pesar de haber tenido el Madrid múltiples ocasiones para sentenciar el partido, el Valencia ha podido llevarse un punto hasta el final, en gran parte gracias a que sólo ha sufrido una expulsión, y bastante tardía. Pese a todo, el Valencia ha hecho un buen partido y sólo le ha faltado acierto de cara a puerta. El Madrid ha jugado casi todo el rato a la contra y bastante bien, pero ha fallado demasiado al finalizar estas contras. O porque Robben se pasaba de chupón, o porque Van der Vaart, Higuaín, Palanca y Guti fallaban las ocasiones más claras. Otro partido respetable por parte de los blancos, que van mejorando de la mano de Juande. Que siga así.

PD: Unai Emery se queja en rueda de prensa de que el árbitro se dirigía a sus jugadores de forma amenazante. De eso mismo me quejo yo también. No tenía que haber amenazado a nadie y sí sacar las tarjetas pertinentes. Pero eso hubiera sido peor para Emery y su equipo.

1 comentarios:

marzebetiko dijo...

no estuvo bien para ninguno , la expulsion de marchena no fue nada justa