lunes, 29 de junio de 2009

Conclusiones de la ConfedCup

Punto final de una Copa Confederaciones cuyo espectáculo ha ido de menos a más y en la que España, sin embargo, ha ido de más a menos. La selección no ha demostrado deseo de ganar un torneo que nunca había podido jugar y además ha acabado dejando la sensación de desilusión que produce la idea de que se acabe un glorioso ciclo de victorias y juego maravilloso. Vicente Del Bosque tiene mucho trabajo por delante para que este equipo vuelva a parecerse dentro de un año al del año pasado, y además le tocará manejar un entorno que preveo se ha vuelto demasiado exigente de cara al próximo mundial.

El partido por el tercer puesto fue aburrido hasta la entrada de Güiza. Mientras JJ nos volvía a contar la anécdota de los gritos a Booth, Luis insistía en el claro dominio del equipo español, pero lo cierto es que Sudáfrica se hacía con el balón con demasiada facilidad e incluso creaba más peligro a una España que no se lo quería querer. Del Bosque había señalado a Sergio Ramos y a Cesc Fàbregas (en el caso del catalán no acierto a encontrar la razón) pero sin embargo no quiso llenar el once de teóricos suplentes por no desprestigiar (más) el torneo. La insistencia en jugadores de banda como Riera y Cazorla, que además no están demostrando el nivel exigido, y el doble pivote Busquets-Alonso dejó la zona de tres cuartos extrañamente vacía. Una zona que produce nostalgia de Eurocopa al pensar en Xavi, Iniesta, Silva o Cesc, y que, no debemos olvidarlo, fue lo que hizo respetable y temida a esta Selección.

En un final apoteósico, y precioso para cualquier amante del fútbol, Sudáfrica acabó obteniendo su premio tras una bonita jugada de combinaciones. Los cambios de Villa y Torres por Güiza y Silva hicieron efecto y entre ambos tiraban del equipo hasta que el jerezano en dos acciones seguidas dio la vuelta al marcador. Y cuando parecía que todo había acabado y la gente abandonaba el estadio decepcionada, Mphela de nuevo puso el empate con trallazo en el último minuto.

En la prórroga, Casillas evitó la machada local mientras los centros defectuosos, esta vez Capdevila enviando al larguero, continuaban siendo los disparos más peligrosos de España. Una clara mano en el área sudafricana tras cabezazo de Silva, sumada al gol legal anulado a Busquets en la segunda parte, provocó la denigrante reacción de JJ Santos que acabó repitiendo lo "muy malo" que era el ábitro y la "cara de lelo" que ponía. Xabi Alonso puso fin a la locura con el gol que cerró el partido y dejó a la 'roja' con una medalla de bronce agridulce.

Más tarde, en la final que enfrentaba a Brasil con Estados Unidos, y ya sin el inepto de Jota en la retransmisión, el pequeño tampoco pudo con el grande. Los americanos plantearon el partido igual (de bien) que contra España y consiguieron ponerse también con un 2-0 favorable, el primero del entrañable Dempsey y el segundo de Donovan en un "contraatque-tras-córner-defensivo" precioso. Pero Brasil mejoró el ataque español y pudo remontar, aunque también tuvo más tiempo y acierto, cosas de la tendencia a ganar de un equipo históricamente grande. Las contras y el balón parado, sus armas a lo largo de todo el campeonato, permitieron a los brasileños batir a los estadounidenses.

La conclusión que nos deja este torneo de verano es que Brasil ganó porque fue la mejor, aunque debamos pedir más magia a Dunga porque tiene material para ello. Que no hay rival pequeño en el mundo del fútbol, sobre todo si te descuidas. Que España muestra atisbos de perder la esencia que nos hizo grandes en Austria. Y que la imagen del campeonato no estuvo en el césped sino en la grada, con el pelo rojo y un almendrado en la mano.

5 comentarios:

Como te digo una Co te digo la O dijo...

Entiendo que Manolo LAMA, no?

Saludos

tunde dijo...

En efecto, debe de ser Manolo Lama. Muy sutil.

PD: A mí, como a Boyero, no me ha hecho ninguna gracia...

Un saludo!

Murube dijo...

Puede gustar o no el estilo de Brasil de Dunga, pero su defensa es cosa seria: Julio Cesar, por fin un portero de garantias, 5 centrales entres los 25 mejores del Mundo (Lucio, Luisao, Alex, Cris y Juuan) y, sin duda, los dos mejores laterales derechos del planeta... el medio del campo deja mas dudas, Gilberto es vergonzoso que siga jugando en esa seleccion y Melo, solo un buen complemento. De ahi para arriba le faltan nombres, Kaká llegará al mundial fundido, como ha llegado a la Copa Confederaciones, Robinho no me gustta, pero hya que reconocerle que con la Selecao rinde, Ramires no le vi nada de nad... pero, amigo, Luis Fabiano, no sera Romario, ni Ronaldo, ni el mejor Adriano, pero las enchufa.

En resumen, tras ladrillo infumable. Un equipo solido, competitivo, unido (le han caido mil y un palos) y con Kaka como factor diferencial: Para mi, si a Luis Fabiano le siguen entrando, que no hay motivo para pensar que no, MAXIMO FAVORITO en el Mundial.

Gracias por pasarte por mi humilde blog, que hace un tiempin que lo tengo algo abandonado. El tuyo es muy bueno. Saludos.

Jorge dijo...

.....ay, si sólo fuera en la mano....sin duda, la imagen del torneo, sí señor.
Por lo demás, sigo sin entender por qué Fábregas no tiene un papel mucho más importante en esta selección. Tampoco comprendo qué puede tener Riera en sus piernas para seducir tanto a los entrenadores: le sale un partido curioso de cada 20! No me gusta, ni en la selección ni en el Liverpool, pero es que en la Roja tiene recambios claros mucho más interesantes.
Y el Mundial queda muy lejos, hay toda una temporada entre medias y va a haber muchos cambios en todas las selecciones. A lo mejor incluso llega Granero!
Y de Brasil....cuando a dunga se le ocurra seleccionar a los mejores sí que va a dar miedo! Sobre todo el centro del campo era de risa, la verdad.
Eso, sí, lo peor de la confederaciones ha sido Telecinco, sólo se han salvado esos ojazos!

PD: realmente fue un GOLAZO el segundo de Estado Unidos. Una pena.

tunde dijo...

@ Murube

Efectivamente el equipo que ha hecho Dunga es cosa seria, y uno de los máximos favoritos al próximo Mundial. Pero lo que da pena es que un país con los recursos futbolísticos de Brasil no los aproveche más. Que se queden en casa jugadorazos como Diego y otros apenas jueguen como Alves y Pato, entre otros muchos más, y tener que ver a Ramires, Gilberto, etc... da un poco de rabia. Pero lo que ha conseguido hacer Dunga es un equipo MUY ganador, y eso es importantísimo. Hay que respetarles, por supuesto.

Personalmente no me gustan demasiado la mayoría de los jugadores de la selección brasileña, exceptuando a Kaká. A Luis Fabiano le tengo una manía sobrenatural, no consigo ver nada bueno en él. Se cae constantemente, no se sabe levantar sin parecer subnormal, su actitud es siempre lamentable, se pasa medio partido en fuera de juego, no se asocia bien con sus compañeros en combinaciones, y ni siquiera me parece que tenga buen disparo a puerta. Mete muchos goles y eso no lo puedo negar, pero es que casi siempre me parece que envía el balón donde no quería, y al final acaba entrando. En muy contadas ocasiones sus goles me parecen realmente bonitos y meritorios.

Un saludo!

@ Jorge

El pelirrojo del almendrado pasará a la historia.

Efectivamente, Cesc debería tener mucho más protagonismo en esta selección, y Riera también para mi gusto juega demasiado.

Ojalá Granero esté en Sudáfrica el año que viene! Ya podía haber estado este año...

El año que viene sospecho que más brasileños reclamaran su sitio en el Mundial: Ronaldo, Diego, Marcelo, Keirrison, Hernanes, Adriano, incluso Ronaldinho. Pero Dunga jamás pondrá seis jugones en la parte de arriba, así que entre muchos se tendrán que pelear por dos o tres puestos, y todo el mundo sabe que, estando bien, Kaka y Robinho son los prefes de Dunga.

Telecinco lamentable, como siempre, a pesar de Sara Carbonero.

PD: Sí, sé de tres que lo celebraron bastante.